HORA 14

En la Cámara de Senadores se quedó en la congeladora la propuesta para poner en orden la concentración del mercado ilegal que ejerce Naviera Ultramar y sus filiales Ultracarga y Naviera Ocean, respecto a la transportación marítima de carga y pasaje en el Mar Caribe.

Este mercado de pasajeros en ferry de Isla Mujeres a Cancún representa 5 millones 200 mil pasajeros anuales, en ambos destinos turísticos, pero la falta de competencia ha provocado sobreprecios en rutas, lo cual que afecta a los turistas. Incluso, los agentes económicos participantes en este mercado naviero también están a la espera de que la Comisión Federal de Competencias Económicas (Cofece) y la Secretaría de Marina regulen efectivamente la competencia y pongan freno al posible monopolio que mantiene la Naviera Ultramar, con unos 13 millones de pasajeros en los litorales de
Quintana Roo.

A principios de este año, el ex senador Daniel Ávila presentó un punto de acuerdo para regular el negocio marítimo: “Hay empresas de transporte muy fuertes que, con la finalidad de sacar del mercado a otras, han impuesto tarifas bajas, contra las cuales las empresas pequeñas no han podido competir y después de cierto tiempo han quebrado, dejando libre el mercado”, expuso.

Una vez que se convierten en los únicos prestadores del servicio, incrementan sus tarifas muy por encima de lo que estaban en el mercado, refirió en su llamado a la Secretaría de
Economía y a la Cofece.

Incluso, agregó que la falta de regulación “ha generado mercados monopólicos y oligopólicos sin competencia efectiva”.

Lo anterior quedó evidenciado en 2016, cuando la Cofece impuso una multa por 45 millones de pesos por prácticas monopólicas, que incluyó a Ultramar, en alianza con las filiales Ultracarga y Naviera Ocean.

La naviera ha superado algunos obstáculos con un trato privilegiado por parte de la Administración Portuaria Integral (API) de Quintana Roo, bajo la dirección de Alicia Ricalde, pues recientemente se vio obligada a retirar la exclusividad a Ultramar
para utilizar los muelles en Cozumel por la noche y prohibir el arribo de los dos nuevos ferris de Ultracarga debido a la falta de condiciones técnicas del muelle.

Sin embargo, al poco tiempo una modificación de las Reglas de Operación del Puerto permitió el arribo de las nuevas embarcaciones.

Otra irregularidad que se le ha permitido a Ultramar frente a sus competidores, es que
durante los mandatos de Félix González Canto y Roberto Borge, Puertos de Quintana Roo
–dirigidos por Javier Zetina–, otorgaron contratos de exclusividad a la naviera.

mauricioconde59@outlook.com

@mauconde007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s