CANCÚN, Q. ROO.- La comunidad empresarial rumana asentada en Cancún suscribió una Carta Abierta por la cuál denunció que sus integrantes son víctimas de persecuciones, hostigamiento y extorsión por parte del Secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo, Jesús Alberto Capella Ibarra, en un daño patrimonial superior a los 150 millones de pesos por robo en cateos a propiedades y empresas.

El desplegado hecho público hoy en los principales diarios de la entidad, fue suscrito por uno de los principales afectados Florián Tudor junto con Chakib Naif I. Al Boustany así como Adrián Nicolae Cosmin en el que señalan que el “Mando Único” policiaco que lidera Capella Ibarra se ha convertido en el principal ente extorsionador y perseguidor de empresarios y hombres de negocios en Quintana Roo.

Al exigir garantías a la inversión demandan al Presidente Andrés Manuel López Obrador y al Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, entre otras autoridades federales y defensoras de derechos humanos, que intervengan  para castigar a los funcionarios responsables de “toda esta persecución, ola de extorsiones y saqueos a nuestras propiedades y empresas”.

Refieren que ilegalmente, Jesús Alberto Capella instruyó a sus policías a investigar de manera especial a los empresarios de origen rumano, de quienes pidió sacar fotos y videos de sus personas, ubicaciones y movimientos, en especial del empresario Florián Tudor, “todo esto según denuncias de policías municipales, asentados en la FGR en la carpeta de investigación FED/FECC/UNAI-QR0000287/2019”.

A la fecha, refieren los denunciantes, ninguna de las acusaciones en los expedientes fabricados en la FGR fueron probadas “y hemos ganado todos los juicios con la Ley en la mano. Siendo que los cateos ejecutados a nuestras propiedades han sido declarados nulos y calificados de ilegales por los jueces federales de control. Un juez ordenó nos devolviera todas nuestras propiedades aseguradas al no encontrar delito que perseguir”.

El juez federal José Eduardo Cortés Santos, quien ordenó dichos cateos, “ante el amparo promovido solo justificó que autorizó los cateos de buena fe y que fue engañado por los fiscales”, aseguraron los empresarios rumanos.

Por ello, al ser declarados inocentes demandaron castigo “a quienes no solo han abusado del ejercicio de la función pública, sino que han incurrido en diversos delitos, robando nuestras propiedades y destrozando nuestro proyecto de vida”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s