Por Mauricio Conde Olivares

 

CANCÚN, Q. ROO.- La Embajada de Estados Unidos levantó la alerta de viaje hacia Playa del Carmen y Cozumel. En un comunicado, emitido poco después de las 19 horas de hoy viernes 16 de marzo, informó a sus conciudadanos y trabajadores gubernamentales, que ya pueden utilizar el servicio de ferry que comunica al macizo continental con la isla.

La prohibición tuvo una vigencia de 22 días, a partir del viernes 22 de febrero pasado.

Con ello, se mantienen las alertas de viaje emitidas por los gobiernos de Canadá, Gran Bretaña y Alemania, como consecuencia del atentado con explosivos al ferry de Barcos Caribe, mismo que comunica Playa del Carmen con Isla de Cozumel; sin embargo la ocupación hotelera en Cancún para este fin de semana largo llegará al más del 90%.

Así lo adelantó Roberto Cintrón, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, al referir que el día de hoy se tiene una ocupación hotelera del 87.2%, mientras que los hospedajes del centro de Cancún ya registraron un 94.7% de llaves vendidas.

Por su parte, la secretaria de Turismo del gobierno de Quintana Roo, Marisol Vanegas Pérez, demandó que la Procuraduría General de la República ya dé a conocer los resultados de su investigación para que a su vez ellos la den a conocer a los mauyoristas y touroperadores.

Además, luego del estallido de un artefacto el 21 de febrero en el ferry de pasajeros donde quedaron 24 personas lesionadas, en el marco del Operativo Escudo Titán 60 policías federales fueron desplegados en las terminales portuarias de Playa del Carmen y Cozumel, con el objetivo de reforzar la seguridad.

La Comisión Nacional de Seguridad informó que el trabajo de los agentes se enfoca a revisiones y vigilancia al interior de los transbordadores o ferrys en las zonas de carga y salas de espera de pasajeros.

Se trata de agentes de la División de Fuerzas Federales, con apoyo de canes, quienes llevan a cabo estas tareas.

Personal de la corporación dispuso de cuatro caninos, adiestrados en la detección de armas de fuego, explosivos y narcóticos, quienes se mantienen atentos en los puntos de mayor afluencia de paseantes a fin de prevenir algún percance.